Back to top
Consiste en un plato hervido, sopa caliente, más o menos espesa, donde sobrenadan alimentos animales y vegetales en trozos grandes, sin confundirse unos con otros y cada lugar de la geografía chilena define la incorporación de ingredientes particulares manteniendo la estructura de cocción y forma de presentación. La cazuela constituye el paradigma del mestizaje mapuche-español. El universo mapuche conoció desde muy antiguo los llamados caldos o korü, los que hasta hoy son dominantes en su cocina y testigos de la larga duración del gusto por la comida caliente, espesados con chuchoca que asocian diversas especies vegetales como las indispensables papas, zapallo, habas, porotos verdes y quinoa, entre otras. La fusión de los korü mapuches con el cocido o el puchero español dieron origen a la cazuela chilena.