Back to top
Plato que se prepara en tiempo de verano con choclos tiernos. Para la elaboración se pelan con cuidado los choclos y se guardan las hojas más tiernas para envolver las humitas. Se cortan los granos con cuchillo y luego se trituran (o se rallan) sacando la leche que queda en las mazorcas, luego se muele. Debe quedar una pasta lechosa, se le agregan hojas de albahaca. En una olla con bastante manteca, se fríe cebolla picada muy fina con ají de color, se le agrega el choclo molido y se sazona con sal. Para armarlas se ponen las hojas una contra otra por la parte más ancha, se le agregan dos o tres cuchadas de la pasta y se cierra el envoltorio que queda de forma de una almohada, luego se amarran con tiras de las mismas hojas de choclo. Una vez listas las humitas se ponen a cocinar en una en una olla con agua hirviendo, por unos minutos. Las humitas se sirven con las hojas y se pueden comer con azúcar espolvoreada a los que les gustan o con tomate y ají.