Back to top
Guiso casero que reúne algunos ingredientes americanos como los porotos frescos (no secos), el choclo, el ají, el zapallo, el tomate y otros europeos, como la cebolla y las hierbas aromáticas, albahaca y orégano. Se desgranan los porotos y se cocinan con agua fría (sin sal) hasta que estén blandos. En una sartén se fríe en aceite o manteca de chancho, la cebolla picada en cuadritos finos con un poco de ají de color. Se agregan los granos de choclo y el zapallo picado en cubitos y se fríe todo por unos minutos más. Esta mezcla se vierte en la olla con los porotos previamente cocidos en agua, suficiente para que quede un caldo jugoso, no espeso. A esta mezcla se le puede agregar tomates cortados en cubos (opcional), la albahaca picada, el orégano y la sal. Cuando el zapallo esté blando, se sirven muy calientes en platos individuales, acompañados de ensalada de tomates y pebre con ají verde.