Back to top

olla podrida

ID: 
2867

Nota de aplicación

Nota de aplicación: 
Plato de uso universal en todos los países de habla española, aunque su origen no está esclarecido. Algunos proponen que fueron los Galos, o tal vez los Visigodos, otros teorizan acerca de que la olla podrida se trata de una preparación que proviene de la receta judía, adafina, un guiso preparado los viernes y consumido en el Sabbath. Olla podrida es el nombre popular de un guiso de la cocina española presente ya en la gastronomía de la Edad Media e incluido dentro de la familia de los cocidos. La cocina de los hidalgos, con cierto poder adquisitivo, tiene en la “olla podrida” su plato estrella. Elaborada según la riqueza del amo, podía contener: gallina, capón, conejo, carnero, jamón, chorizo, tocino fresco, ajos cebollas y garbanzos. En el siglo XVII representó los gustos culinarios de la nobleza por la ostentación y la opulencia. En cada mesa, los ingredientes cambiarían invariablemente dependiendo del área, estación y nivel económico de quien cocina. Pero en el siglo dieciséis, se convierte en el plato o guisado principal de la aristocracia y durante tres siglos pasa de ser servida y la comida diaria de las mesas más pudientes hasta las pobres.
Tipo de elemento: 
Concepto
Faceta: 
Animales, Vegetales y Minerales
Relación: 
platos pincipales

Referencias bibliográficas

  1. Nadeau, Carolyn A., "Spanish Culinary History in Cervantes' "Bodas de Camacho"", vol. 29, 2005, p. 347-361
  2. Pereira Salas, Eugenio; Valdés Chadwick, Rosario, "Apuntes para la Historia de la Cocina Chilena", Uqbar Editores, Santiago de Chile, 2007, p. 77-99- 260
  3. Picón-Salas, Mariano; Feliú Cruz, Guillermo, "Imágenes de Chile", Editorial Nascimiento, Santiago de Chile, 1972, p. 137